Inicio
  • Slider1
  • Slider2
  • Slider3
  • Slider4
  • Slider5

lifebonelli newsletter esp

lifebonelli biblioteca esp

Al águila de Bonelli 'Sielva', asentada en Navarra, se le ha cambiado el emisor GPS

"Sielva" y "Arrangoiti" son dos águilas de Bonelli liberadas en Lumbier en 2015 y 2016 respectivamen...

LIFE Bonelli en el congreso de ornitología de las regiones de habla catalana

Con 170 inscritos y un lleno total se ha celebrado el primer congreso de ornitología de las regiones de habla catalana...

Compartiendo novedades del águila de Bonelli con los amigos del Museo de Historia Natural de Baleares

La recientemente inaugurada Sección de Ornitología del Museo Balear de Historia Natural, con sede en Sóller (Mallorca), ...

La Comisión Europea celebra los resultados del LIFE Bonelli

La Comisión Europea ha confirmado, una vez analizado el informe final de LIFE Bonelli, que este proyecto ha alcanzado y,...

 

 

Resultados y conclusiones

En 2015 se han liberado seis pollos mediante hacking, y un inmaduro (Estepa) usando una instalación de aclimatación.

En 2015 se produjo un cambio en la ubicación del hacking y también en la metodología de liberación de los pollos. En concreto se ubicó en el enclave del Término de Alaró, donde hay un valle pequeño y tranquilo.

Respecto a la metodología, tras el aprendizaje de 2014 y después de la visita en noviembre de 2014 al LIFE Save the Flyers (Italia) se adaptó su estructura de liberación de milanos, mediante el uso de una jaula hacking. De esta forma, los pollos realizan sus primeros vuelos dentro de una gran instalación donde aprenden a cazar presa viva y fortalecen sus músculos de vuelo y al salir de ella, son capaces de volar con más habilidad, están más fijados a la zona de liberación ya que permanecen más días (más de un mes frente a 10 días) en el hacking, lo que evita situaciones de riesgo como que las aves abandonen la zona prematuramente o sean afectadas por depredadores. El resultado ha sido muy satisfactorio y se va a seguir utilizando en Mallorca.

A continuación se detalla el proceso de liberación de cada uno de ellos, primero del inmaduro y después el proceso del hacking.

 

1- Reintroducción de un volandero mediante instalación de aclimatación (Estepa)

Se trata de una hembra juvenil nacida en 2014, ‘Estepa’. Fue recogida del Centro de Recuperación El Blanqueo, de Granada, el 23 de septiembre de 2014, por parte de personal de GREFA. Se llevó a las instalaciones de GREFA donde fue sometida a un chequeo en profundidad, se musculó y se preparó para una mejor adaptación a la vida en libertad.

El principal problema era que se trataba de un juvenil que había estado en libertad muy pocas semanas, ya que su ingreso en El Blanqueo se produjo el 29 de junio de 2014. Sus problemas físicos, por fortuna, no eran graves, aunque sí fue necesario mantenerla en observación para asegurar que el posible inicio de cataratas por traumatismo no fuera a más.

Finalmente, Estepa llegó a Mallorca el día 27 de enero de 2015 y se llevó al punto de liberación en el noreste de la isla de Mallorca, dentro del Parque Natural de la península de Levante, como a los anteriores.

Estepa, al llegar a la instalación de aclimatación, el día 27 de enero de 2015, donde estuvo un total de 3 días.

El 29 de enero en la jaula de aclimatación.

 Salió volando, aleteando potentemente y se posó en unos pinos que hay a 300 m de la jaula. Pasa la primera noche a 800 m.

En las dos primeras semanas se movió poco buscando la protección de los pinos. El día 3 de febrero, el temporal de viento se ha transformado en temporal de lluvia y el 4 amanece con varios centímetros de nieve. No parece haber comido ninguna de las tres palomas que se le han acercado. El día 6 el personal de seguimiento la observa volando muy bien y ágil.

El 29 de enero en la jaula de aclimatación.

 El día 11 se establece en un campo de cultivo al pie de un monte. Allí el domingo 15 se le acerca una paloma viva, y la acepta por primera vez. El día 17 de febrero come de nuevo una paloma que se le aporta en el mismo sitio. El día 20 se descubren restos de liebre debajo de un árbol que usó como dormidero, y la paloma aportada no es aprovechada y además se aleja de ese punto. Se la observa volar y está en aparente buen estado y se instala en un coto de caza, Sa Canova, con abundancia de perdiz, conejo y liebre. Se pensó que ya estaba adaptada a vivir valiéndose de sus propios medios, por lo que se le dejó de aportar comida.

Por desgracia, los indicios de que se había adaptado bien al medio no fueron fundados, y Estepa murió de inanición el 10 de marzo en el mismo lugar (ver mapa siguiente).

Cadáver de Estepa.

 

2- Liberación de seis pollos mediante hacking

En 2015 se han reintroducido en Mallorca seis pollos de águila de Bonelli mediante el método de hacking o crianza campestre. Ver tabla 1.

Nombre

Sexo

Origen

Fecha eclosión

Llegada a

Mallorca

Edad a la

llegada

Estepona

Hembra

Traslocado Andalucía

c. 2 de marzo

25 de abril

55 días

Enix

Hembra

Traslocado Andalucía

c. 3 de marzo

25 de abril

54 días

Elmo

Macho

Cría cautividad GREFA

8 de marzo

25 de abril

48 días

Escorial

Macho

Cría cautividad GREFA

7 de marzo

25 de abril

49 días

Estero

Macho

Traslocado Andalucía

c. 10 de marzo

28 de mayo

79 días

Era

Hembra

Traslocado Andalucía

c. 10 de abril

3 de junio

44 días

 Tabla 1. Detalles de los seis pollos de águila de Bonelli liberados mediante hacking en 2015 en Mallorca.

 

Todos llegan procedentes del hospital de GREFA (Madrid), marcados con emisores vía satélite o telefonía móvil y terrestre. Tanto Estero como Era fueron tratados de una afección por tricomonas, especialmente grave en el caso de Estero. Finalmente, gracias a los acertados tratamientos en GREFA se recuperó totalmente, aunque llegó algo retrasado en el desarrollo del plumaje.

La jaula hacking: nuevo sistema para el LIFE BONELLI

En 2015 se ha variado la metodología, aplicándose el sistema de la jaula hacking. Consiste en una gran instalación de 8 x 4 x 4 m, ubicada en una zona llana (un bancal de cultivo, por ejemplo) al pie de un cantil accesible con vehículo.

Ubicación de la jaula-hacking en el fondo de valle de Alaró, con un cantil en la parte superior donde se aportó la comida una vez liberadas las águilas.

Dentro de la instalación se ubica el nido artificial, que está cerrado para evitar el acceso de depredadores durante los primeros días de adaptación de los pollos. El frontal del nido artificial se abre a modo de balcón, y tiene varios troncos sujetos a él para que sirvan de posadero a los pollos. Del nido salen largos soportes de madera hasta el travesaño central de la instalación, por los que los pollos podrán moverse aun sin saber volar. Del travesaño central al travesaño frontal no hay ninguna conexión, de manera que para llegar allí deben hacerlo volando.

Los cuatro primeros pollos recién metidos en el nido del hacking, con base de pino y encina.

La instalación se completa con una bañerita en el suelo, alimentado por un tubo desde la parte trasera de la instalación, grandes tocones en el suelo, una escala de madera para que las aves puedan subir desde el suelo hasta el travesaño central, un observatorio elevado a la altura del nido para poder observar a los pollos mediante cristales espía, una fototrampa y con la parte trasera forrada de tela de invernadero para evitar que se vea a los cuidadores cuando van a echar la comida, el agua o a vigilar.

De esta forma, los pollos realizan sus primeros vuelos dentro de una gran instalación donde aprenden a cazar y fortalecen sus músculos de vuelo. Al salir de ella, son capaces de volar con más habilidad, están más fijados a la zona de liberación ya que permanecen más días (más de un mes frente a 10 días) en el hacking, lo que evita situaciones de riesgo como que las aves abandonen la zona prematuramente o sean afectadas por depredadores.

Aspecto exterior de la jaula-hacking, con el espacio trasero protegido para poder realizar una vigilancia cercana sin molestar a las aves

Las cuatro águilas el día 9 de mayo, cuando aún no bajaban al suelo ni volaban hasta el posadero frontal. Foto realizada a través del cristal espía.

Fase I. Nido y primeros vuelos en la jaula-hacking

Los cuatro primeros pollos llegaron el 25 de abril en barco, desde Madrid vía Valencia, de la mano de Ernesto Álvarez, Presidente de GREFA. Fueron trasladados enseguida a la jaula-hacking.

Durante los primeros 10 días, se mantuvieron en un nido cerrado dentro de una jaula mayor. Se aportó comida mediante una trampilla a las 8 de la mañana, y se organizaron turnos de vigilancia para asegurar el buen estado de las aves y que todas comieran.

Momento de la colocación de los pollos en el hacking por parte de un voluntario, Joan Mayol del Govern de les Illes Balears, Ernesto Álvarez, de GREFA y Carlota Viada, del COFIB.

 

Apertura del nido

El día 5 de mayo a las 5 de la madrugada se abrió el frontal del nido artificial, quedando como un balcón sobre el que hay varios troncos como posadero.

Al día siguiente las aves salieron enseguida al balconcillo y al siguiente evolucionaron por los posaderos laterales hasta llegar al travesaño central.

El día 10 Escorial baja por primera vez a la plataforma que hay dentro de la jaula y Elmo vuela al posadero frontal, dos lugares a los que no se puede llegar andando o saltando, sino que hay que ir volando.

El 11 Elmo y Escorial ya usan el frontal, y al día siguiente las dos hembras también. A partir de entonces, ese es su posadero favorito, y allí pasan las horas, y duermen por la noche.

Presa viva

El 19 de mayo se aporta además de la presa muerta, dos codornices vivas en el suelo de la jaula. Elmo y Escorial se excitan mucho con su presencia, y Elmo finalmente se tira al suelo, caza una de ellas y come. Empiezan a usar mucho el bebedero, también para darse baños.

El día 21 es Estepona la que caza una paloma; el 27 es Escorial y el 28 Enix.

Llegada de Estero

El 28 llega Estero, que es muy bien recibido y se relaciona mucho con todas las águilas, sobre todo con los dos machos. Come lo que cazan los otros para él, y de momento no pasa del posadero central, al que sube usando la escalera de travesaños. El 31 de mayo Estero caza su primera paloma.

Llegada de Era

El 4 de junio llega Era, también se integra bien en el grupo. Los primeros días come presa muerta que se aporta en el nido, pero enseguida baja al suelo y come de lo que cazan las otras, sin problemas de competencia, al revés, igual que con Estero, parece que las mayores cazan para los más pequeños.

El 6 de junio Estero vuela al posadero frontal con las ‘mayores’. El 14 de junio Era también vuela al frontal con el resto de las águilas.

Imagen captada por la fototrampa, en la que se observa a cuatro águilas posadas en el frontal, y una en el suelo que ha cazado una paloma.

 

Fase II. Fase de dependencia del nido

El 15 de junio abrimos la jaula a las 5 de la madrugada, con algo de claridad.

El primer día las cuatro mayores salen volando y se posan en la parte alta de la colina. Hay tormentas puntuales, sobre todo por la mañana, durante 3 días, y ellas van volando por la zona, pero sin entrar a comer en las plataformas donde se han aportado comida. Las dos pequeñas pasan los dos primeros días en el entorno del hacking, durmiendo en los árboles cercanos.

El sábado 20 a última hora de la tarde tres águilas comen por primera vez en el cantil pequeño que hay sobre la jaula y que es donde les resulta más fácil entrar.

A partir de ese momento, cuatro águilas (Enix, Elmo, Estero y Era) se habitúan a entrar a comer, tanto por la mañana como por la tarde. Su rango de movimientos no supera los 500-700 m. entre lo alto del cantil de Alcadena y los dos puntos de ceba. Se las observa persiguiéndose, tirando piñas y capturándolas en vuelo, haciendo piruetas, etc.

Las otras dos águilas, Estepona y Escorial tuvieron comportamientos diferentes como se describe a continuación.

Del 21 al 24 Estepona se desplaza a 45 km del hacking, llegando hasta Andratx y el islote de la Dragonera, para regresar de nuevo y entrar a comer el 25 a primera hora; a partir de ahí, está más sedentarizada. El 23 la observan en el Puig Major (1.200 m de altitud) volando con varios buitres (Xavier Manzano, com. pers.).

Primera escapada de Estepona, con dos visitas al Puig Major, y luego un largo viaje hasta la isla de Dragonera, a 45 km del hacking.

En rosa, movimiento de Escorial desde que empezó a emitir su GPS/GSM (por baja batería hasta el día 21 de junio), a 20 km al sur del punto de liberación y cómo pasó cerca, pero siguió hacia el norte, donde fue recapturado.

Escorial por su lado parece que come el domingo 21 por la mañana, pero después se va también de ‘excursión’ a unos 20 km al sur, hasta Valldemossa. Para ir regresando y al pasar cerca de Alaró, el 24, en vez de regresar al hacking toma la decisión errónea de seguir hacia al norte. Acaba posado en una zona de carrizo de la periferia del Parque Natural de la Albufera de Mallorca (a 20 km del hacking), de la que no parece tener fuerzas para salir. El sábado 27 de junio por la mañana se le recaptura allí. En el Centro de Recuperación del COFIB se le rehidrata y se le ceba entubado con papilla; su estado de salud no está muy perjudicado, no habiendo indicios de caquexia.

El 2 de julio se le lleva de nuevo a la jaula-hacking, que se abre al día siguiente. Escorial sale y se encuentra con sus ‘hermanos’ de hacking. Come por primera vez en las plataformas y se une a la rutina de comer cada día en ellas.

Escorial siendo rehidratado en el hospital de fauna del COFIB.

Escorial recién recapturado en s’Albufera de Mallorca, en manos de un voluntario.

Tres de las águilas comiendo en el punto de alimentación, dos de ellas son Estero y Era (se identifican por ser las únicas con las anillas de lectura rojas), la tercera no se puede identificar.

A lo largo del mes de julio y agosto, las seis águilas han ido expandiendo su área de movimientos y han ido perfeccionando sus técnicas de vuelo y de caza. En la tabla siguiente se ha plasmado cómo han ido progresando cada una de las águilas.

 

Movimientos

Duración

Estepona

Enix

Escorial

Elmo

Estero

Era

1 km

1 mes

15 junio

15 junio

15 junio

15 junio

17 junio

17 junio

2 km

10 días

15 julio

15 julio

15 julio

14 julio

13 julio

24 julio

5 km

1,5 meses

26 julio

26 julio

8 agosto

31 julio

26 julio

29 julio

Primeros vuelos exploratorios

6 agosto

21 julio, 12 agosto y 13 agosto

13 y 14 de agosto

5 agosto y 7 agosto

31 julio y 2 agosto

2 agosto

Inicio dispersión

 

21 agosto

21 agosto

29 de agosto

22 agosto

26 agosto

26 agosto

Tabla de progreso de cada volantón desde la apertura de la jaula el 15 de junio hasta el inicio de la dispersión.
Se indican las fechas en las que se alcanza por primera vez cada avance.

Cabría esperar que las cuatro mayores fueran las pioneras alcanzando mayores distancias. Así ha sido con la excepción de Escorial, que tras su recaptura y re-liberación el 15 de julio, ha sido el último de todos. Por el contrario, Estero (que ya en la jaula apuntaba maneras, por su actitud decidida) fue el primero en alcanzar la distancia de los 5 km, junto con Estepona y Enix, y también el primero en hacer un vuelo exploratorio. La dispersión propiamente dicha se alcanza cuando dejan de acudir a comer a la zona de liberación. Estepona, Enix y Elmo fueron los primeros, el 21-22 de agosto, seguidos de Estero y Era el 26 de agosto y por último Escorial, que abandonó la zona natal definitivamente el día 29.

Viajes exploratorios

Los primeros viajes exploratorios son simples visitas a puntos alejados del área natal, y el águila regresa enseguida. Poco a poco va quedándose más tiempo, hasta que pasa su primera noche fuera de la zona de liberación. Después pasa varios días, y regresa a comer, y finalmente ya sólo regresa para mantener el vínculo, pero ni siquiera se acerca al punto de alimentación, está un rato, varias horas a lo sumo, y se vuelve a ir. Los vuelos exploratorios los realizan sobre todo en la Serra de Tramuntana. Finalmente, ya no regresan y se desplazan a la zona de sur, donde pasan sus siguientes 8-12 meses de vida en áreas tranquilas y con abundancia de alimento.

Estepona

Enix

Escorial

Elmo

Estero

Era de Ronda

 

Visitas de conespecíficos

La presencia de seis juveniles de águila de Bonelli y también la comida fácil que se encuentra en el punto de alimentación, ha atraído a otros ejemplares de la misma especie.

Se han detectado al menos cuatro ejemplares diferentes de águila de Bonelli en la zona:

  • Un adulto no identificado: No lleva emisor, y no se ha podido comprobar si lleva anilla. Se acerca a los volanderos al menos el 19 y el 29 de junio, la relación es distante, y suele irse enseguida, tras hacer amagos de ataques.
  • Deià, el pollo nacido en Mallorca el año pasado, se concentra durante los meses de junio y julio en el entorno del hacking. En ningún momento se detecta que entre a comer en la zona de alimentación. Pero los volantones seguro que coinciden con él en su exploración del entorno.
  • Darwin, llegó el 26 de julio y se queda permanentemente hasta finales de septiembre, pero luego regresa y se asienta en la zona emparejado con Dalía hasta la fecha de este informe. Aprovecha desde el principio la comida del punto de alimentación, junto con Dalía y también con los volanderos.
  • Dalía, llegó el 2 de agosto y estuvo muy centrada en la zona del hacking, junto con Darwin. A finales de septiembre también abandona la zona, pero regresa enseguida y se queda fija en este territorio emparejada con Darwin.


Esta frecuentación de ejemplares en la zona del hacking es positiva para los volanderos, que pueden aprender mucho del comportamiento de aquellos.

 

Fase III. Fase de dispersión juvenil

La fase de dependencia de las seis águilas a la zona de liberación, que ellas consideran natal, se ha alargado hasta finales de agosto, cuando se han comenzado a dispersar. Esto significa que abandonan la zona natal y se asientan en áreas tranquilas y con mucha comida y ya no regresan a la zona natal, excepto de manera esporádica o ni tan sólo eso.

En concreto, tres de las águilas mayores (Estepona, Enix y Elmo) se han dispersado definitivamente hacia el 21 de agosto, a ellas les ha seguido Estero y Era (los dos menores) el 26 de agosto y finalmente Escorial que lo ha hecho el 29 de agosto.

Las áreas de dispersión suelen coincidir con las seleccionadas por juveniles de otros años y de hecho algunos de segundo año siguen frecuentándolas y se han encontrado con los de este año.

Coincidiendo con la migración postnupcial, un grupo de ornitólogos del GORA frecuenta la zona del Cabo de Ses Salines, justo el extremo sur de la isla, han observado algunos de los juveniles. Han hecho algunas fotos muy interesantes (ver un ejemplo abajo) que nos permiten conocer la evolución precisamente de estas dos águilas que fueron las que tuvieron graves problemas con tricomonas. Se observa que Estero tiene el plumaje algo estropeado, aunque mucho más mejorado respecto a cuando llegó al hacking, como consecuencia de su enfermedad.

Estero a la izquierda, con el plumaje más estropeado, y Era abajo a la derecha, el 2 de septiembre (Foto: Adolfo Ferrero).

Muerte de Escorial

El 22 de octubre, coincidiendo con las primeras lluvias del otoño, Escorial murió electrocutado en un transformador al sur del pueblo de Sencelles (ver mapa). Una zona que no había usado antes ni él ni ninguna otra águila del proyecto.

Muerte de Escorial

 

 

Share

Publicación final

publicacion final life bonelli ico

Layman's Report. Descargalo en tu idioma

Layman's Report

Folleto del proyecto

folleto informativo bonelli

Seguimiento de ejemplares liberados

 Seguimiento de ejemplares liberados

Photo News