Inicio
  • Slider1
  • Slider2
  • Slider3
  • Slider4
  • Slider5

lifebonelli newsletter esp

lifebonelli biblioteca esp

Al águila de Bonelli 'Sielva', asentada en Navarra, se le ha cambiado el emisor GPS

"Sielva" y "Arrangoiti" son dos águilas de Bonelli liberadas en Lumbier en 2015 y 2016 respectivamen...

LIFE Bonelli en el congreso de ornitología de las regiones de habla catalana

Con 170 inscritos y un lleno total se ha celebrado el primer congreso de ornitología de las regiones de habla catalana...

Compartiendo novedades del águila de Bonelli con los amigos del Museo de Historia Natural de Baleares

La recientemente inaugurada Sección de Ornitología del Museo Balear de Historia Natural, con sede en Sóller (Mallorca), ...

La Comisión Europea celebra los resultados del LIFE Bonelli

La Comisión Europea ha confirmado, una vez analizado el informe final de LIFE Bonelli, que este proyecto ha alcanzado y,...

 

RESUMEN 2016

Se han liberado un subadulto mediante instalación de aclimatación y ocho pollos mediante jaula-hacking.

El subadulto fue cedido por el CRAS de Sevilla (Junta de Andalucía). Los ocho pollos provenían dos del centro de cría de GREFA, dos del Centro de Cría de Vendée (Francia), dos traslocados de nidos andaluces y dos cedidos por el CRFS de Torreferrussa (Generalitat de Catalunya).

El subadulto se ha adaptado bien, mientras que de los ocho pollos han muerto a 31 de diciembre de 2016 la mitad. Uno de ellos no llegó a superar la fase de liberación (murió antes de dispersarse) y de los otros tres uno murió de inanición recién iniciada la dispersión (seguramente una lesión en la pata ya recuperada le dificultó la caza) y los otros dos murieron electrocutados.

Los cuatro que siguen vivos (los dos nacidos en GREFA y los dos traslocados de Andalucía) se han dispersado a buenas zonas y de momento están bien. Dos de ellas usan en alguna ocasión apoyos eléctricos (Fresnedilla y Faín), mientras que las otras dos (Fuenfría y Freila) nunca. Esto se puede saber porque los emisores que llevan emiten con una frecuencia de 5 minutos.

Este año hay que agradecer el enorme compromiso de un nutrido grupo de voluntarios gracias a los cuales se ha podido realizar la vigilancia y alimentación de los pollos durante su fase de nido y de dependencia: Pau Jaume, Ugo Mameli, Josep Noguerol, Xavier Gassó, María José Fernández, David Berral, Ben Jones, Javi Reina, Andrea Burriel y Xavier Carmona.

 

Tabla de contenido

  1. Un subadulto (Frax) liberado en febrero
  2. Ocho pollos liberados mediante hacking    
  3. Fase I. Nido y primeros vuelos en la jaula-hacking
  4. Fase II. Fase de dependencia del nido
  5. Fase III. Dispersión juvenil

 

 

Un subadulto (Frax) liberado en febrero

Se trata de un macho nacido en 2014 que llegó a Mallorca el día 2 de marzo de 2016, cedido por el CRAS de Sevilla de la Junta de Andalucía. Tras dos días en la jaula de aclimatación, es liberado el 4 de marzo de 2016.

Frax en la instalación de aclimatación

Su emisor GPS no llegó a funcionar en ningún momento, por suerte llevaba adosado a él un pequeño emisor terrestre que nos ha permitido confirmar que Frax se ha adaptado perfectamente a la vida en la isla.

En la tercera semana (23 de marzo) se instaló en una colina arbolada de Porreres. Se le acercó comida, pero no la consumió. El 29 de marzo se le localiza en Es Fangar, azuzado por un milano real. Posteriormente, se vuelve a detectar en Porreres (6 abril), donde parece que se ha comido una paloma. De ahí se desplaza a la marina de Llucmajor, se ha fijado en una zona de pinares.

En 2017 será ya adulto, habrá que vigilar bien sus movimientos por si se empareja.

 

 

Ocho pollos liberados mediante hacking

Este año se han reintroducido en Mallorca ocho pollos de águila de Bonelli mediante el método de hacking o crianza campestre. Inicialmente estaban previstos seis, pero a mediados de junio se incorporaron dos pollos cedidos por la Generalitat de Catalunya (ver Tabla 1).

 

 

Nombre

Sexo

Origen

Fecha eclosión

Llegada a

Mallorca

Edad a la

llegada

Fresnedilla

Hembra

Cría cautividad GREFA

4 de marzo

27 de abril

53 días

Fuenfría

Hembra

Cría cautividad GREFA

6 de marzo

27 de abril

51 días

Faín

Hembra

Traslocado Andalucía

c. 4 de marzo

27 de abril

c. 53 días

Freila

Hembra

Traslocado Andalucía

c. 4 de marzo

27 de abril

c. 53 días

France

Macho

Cría cautividad Vendée

11 de marzo

27 de abril

46 días

Finistérre

Macho

Cría cautividad Vendée

12 de marzo

27 de abril

45 días

Fluvià

Macho

CR Torreferrussa (Cataluña)

c. 21 de abril

17 de junio

c. 58 días

Figueres

Macho

CR Torreferrussa (Cataluña)

c. 27 de marzo

 

17 de junio

c. 80 días

 

 Tabla 1. Detalles de los ocho pollos de águila de Bonelli liberados mediante hacking en 2016 en Mallorca.

 

Los seis primeros llegan procedentes del hospital de GREFA (Majadahonda, Madrid), donde han sido marcados con emisores vía satélite (PTT) o telefonía móvil (GSM) y terrestre.

Posteriormente, un mes y medio después de la llegada de los seis primeros, llega un ofrecimiento de la Generalitat de Catalunya de cesión de dos pollos en tratamiento en el Centro de Recuperación de Fauna de Torreferrussa.

El pequeño (Fluvià) fue sacado de su nido natural en el Empordá (Girona) con 30 días, debido a una grave afección por tricomonas. Tras su tratamiento en el centro de recuperación de Torreferrussa, se recupera satisfactoriamente y se le da el alta a los 55 días de edad.

El mayor (Figueres) cayó del nido y se fracturó la pata por encima del tobillo. La recuperación fue buena, aunque finalmente se aprecian problemas en el dedo posterior de la pata lesionada, que está luxado y también inicio de clavos.

El hacking se ha ubicado en la finca privada de Valldemossa.

Llegada de los pollos al hacking con Tomeu Morro (IBANAT), Xavier Gassó (voluntario), David Berral (voluntario), Ernesto Álvarez (GREFA), Pep Noguerol (estudiante en prácticas), Aina (voluntaria) y Carlota Viada (COFIB), y Miquel Puig (COFIB) –hace la foto-.

Los seis pollos aún en sus transportines, antes de su colocación en el nido.

Zona de alimentación de las tres plataformas, con la bañera en el suelo.

 

Fase I. Nido y primeros vuelos en la jaula-hacking

Durante los primeros 13 días, se mantuvieron en el nido cerrado dentro de la jaula mayor, siguiendo la misma metodología que se probó con éxito el año pasado (el de la jaula-hacking). Durante este período, se aportó comida mediante una trampilla a las 8 de la mañana, y se organizaron turnos de vigilancia tanto de cerca, a través de una mirilla espía, como a 225 m. de distancia, para asegurar el buen estado de las aves y que todas comieran.

En esos días, dedican los días a comer, descansar, aletear, observar mucho lo que ocurre fuera y dentro con mucha curiosidad y también a jugar con las piñas, ejercitando las garras.

Como siempre, había un claro turno de comida, dominando los dos machos sobre las hembras, que comían después.

Cuatro de los pollos recién introducidos en el nido el 27 de abril (Foto: Ernesto Álvarez/GREFA).

 

Apertura del nido del hacking

El día 10 de mayo a las 5 de la madrugada se abrió el frontal del nido del hacking, quedando como un balcón sobre el que hay un par de troncos a modo de posadero.

A partir de ese momento, van evolucionando en los posaderos, como si fueran saliendo de un nido natural, moviéndose por los posaderos laterales que llevan al posadero central y posteriormente alcanzando el posadero frontal adonde sólo se puede llegar volando.

Tres de las águilas comiendo, con el frontal del nido ya abierto.

Fresnedilla en el posadero frontal (Foto: Ugo Mameli).

Vista desde el nido, con el portón haciendo de balcón, desde donde se ve el posadero central, los dos posaderos laterales y el frontal, donde hay dos águilas posadas.

Las seis águilas todas posadas arriba. El posadero frontal es su favorito, desde donde tienen mayor y más frontal visión del entorno.

Presa viva

El 18 de mayo se aporta presa viva.

De repente no tienen prisa por comer, como antes, las codornices del suelo atraen mucho su atención. France mata y come una codorniz tres horas después. Las otras águilas están muy interesadas y atraídas por la codorniz que queda viva.

En general, las hembras les quitan la comida a los machos, y éstos van matando e intentando comer. Hay bastantes peleas entre machos y hembras y entre ellas también por quitarse la comida. De vez en cuando, alguna de las hembras termina cazando (sobre todo las andaluzas, Freila y Faín, mientras que Fresnedilla caza muy pocas veces), pero la rutina diaria es coger a los machos lo que han cazado.

En estos días, se observa lo bien que vuelan dentro de la instalación, con mucha potencia alar, como para subir del suelo a los posaderos. También observan con mucha atención a los cuervos y milanos reales que sobrevuelan la jaula de vez en cuando, o un carbonero que canta o coge plumón para su nido.

A partir del día 3 de junio las notamos muy raras, apenas frecuentan el suelo, bajan a cazar y comer en el suelo mucho menos tiempo y más tarde –a partir de las 10 h- y hay dos (Fresnedilla y Finistérre) extremadamente inquietas, se lanzan contra la rejilla, se mueven de lado a lado, no están quietas. Por la tarde están más tranquilas. No detectamos qué puede estar causando este nerviosismo, y retrasamos aún más la hora de aporte a las 6 h. El día 5 ya van recuperando su ritmo normal, todas cazan y comen y se muestran más tranquilas, aunque Fresnedilla aún está muy inquieta toda la mañana. El día 6 ya no se detecta nerviosismo y la tranquilidad es total. El día 7 observamos que la fototrampa capturó dos ojitos seguramente de una marta o una rata dentro de la jaula en la madrugada entre el 2 y el 3 de junio, lo que les debió asustar y generar inseguridad de bajar al suelo.

Finistérre colgado boca debajo de la rejilla frontal de la jaula-hacking, durante los días en que se estresaron por la entrada de una marta o similar.

A partir del 7-8 de junio, se empiezan a detectar comportamientos que indican que están con ganas de levantar el vuelo: se agachan y miran hacia arriba, triangulan con la cabeza mirando fuera de la instalación, se enganchan del techo… El día 12 están todos muy tranquilos durante todo el día. Ideal para la víspera de la apertura.

Un águila comiendo en el suelo y dos intentando comer restos o quitarle la comida. Otras dos están posadas en el frontal y una posada en el posadero central observa a las de abajo.

Finistérre comiendo una paloma que ha cazado dentro de la jaula-hacking.

 

 

Fase II. Fase de dependencia del nido

El 13 de junio abrimos la jaula a las 5 de la madrugada, con algo de claridad. A las 6:30 h salen las dos últimas (Freila y Finistérre).

Los 3-4 primeros días son bastante caóticos y finalmente se quedan por la zona, en la parte alta del cantil (Mirador de ses Puntes, Pla des Pouet y s’Atalaia Vella) todos excepto Faín y Fuenfría que el día 20 y el 25 de junio respectivamente se van del hacking y ya no van a regresar (ver más adelante su caso).

Primeros accesos a la comida:

Bajan a comer en los puntos de alimentación entre el tercer/cuarto día los machos y al octavo día las dos hembras.

A partir de entonces estas cuatro águilas están muy fijadas a 800-1.000 m de radio del hacking y entran cada día a comer.

Como curiosidad, comentar que frecuentemente entra también a comer un halcón peregrino y un gato que viene de Can Costa también se acostumbra a subir coger los restos de la plataforma que hay al lado del cercado. Por la noche, ginetas y martas limpian los restos del suelo y en alguna ocasión también saltan sobre las plataformas.

Al cabo de algo más de un mes se producen dos circunstancias que van a cambiar las condiciones de la zona:

 

  1. Liberación de dos pollos más procedentes del Centro de Recuperación de Fauna de Torreferrussa (Barcelona) cedidos por la Generalitat de Catalunya. Se llevan a la jaula-hacking el 18 de junio a las 5:30 h. y se les abre la instalación el 11 de julio, después de 24 días. En este período se fijaron al lugar, aprendieron a cazar presa viva, Fluvià acabó de sacar las plumas y en el caso de Figueres se comprobó que la lesión en su pata derecha estaba suficientemente recuperada como para su liberación. De hecho, el clavo que estaba apareciendo en su pata evolucionaría mejor en libertad que en cautividad, ya que estará más tiempo volando, reduciendo la presión del peso sobre esa pata. No llevan emisor GPS porque no había disponibilidad, pero sí terrestre de Biotrack.
  2. La segunda circunstancia cambia radicalmente las condiciones de la zona: Aparece una pareja territorial en el hacking. A partir del día 19 de julio, la pareja formada por Deià (macho nacido en 2014 en el nido de Mortitx) y Enix (hembra traslocada desde Andalucía en 2015) visita la zona del hacking. Y a partir del día 24 de julio prácticamente se trasladan al hacking, con actitudes agresivas hacia los pollos.

Las cuatro águilas mayores (no se incluyen Faín ni Fuenfría que han abandonado el hacking en junio) se alejan del hacking siguiendo dos patrones diferentes:

France y Finistérre: El caso de los dos machos franceses es peculiar, ya que están muy fijados al hacking (radio de 1,5 km) y entran a comer cada día, pero abandonan el hacking definitivamente, sin apenas viajes exploratorios, el 27 de julio (France) y el 28 de julio (Finistérre). Ya no regresan más a la zona natal.

Freila y Fresnedilla: Se mantienen en la zona muy fijadas a la zona (radio de 1,5 km) hasta el 20 de julio (Fresnedilla) y el 23 de julio (Freila), a partir de esa fecha van y vienen.

Movimientos de Fresnedilla del 20 de julio hasta el 10 de agosto, se observa que realiza varios viajes exploratorios antes de iniciar la dispersión el 14 de agosto.

Freila (21 julio a 5 septiembre inicio de la dispersión), de manera similar a Fresnedilla, realiza varios viajes exploratorios por la Sierra de Tramuntana, antes del inicio de la dispersión.

Los catalanes

Tras comprobar que la lesión de Figueres no le impide matar presa viva, y sabiendo que el clavo plantar evolucionará favorablemente cuanto más vuele (es decir, en libertad), el día 11 de julio se les abre la instalación. Fluvià se adaptó al quinto día a comer en las plataformas y a relacionarse con las otras águilas. Figueres al séptimo día. Ambos están siempre juntos, volando y posándose, y también se relacionan con las otras águilas presentes en la zona, con quienes interactuaban también desde dentro de la jaula (las mayores se posaban delante de la jaula atraídas por la presa viva).

El 28 de julio muere Fluvià (dos semanas después de su liberación) en circunstancias no aclaradas, pero que pueden encajar con un ataque por parte de Deià y Enix sin intención letal pero con desenlace fatal. Ya que justo esos días los vigilantes voluntarios detectan picados muy agresivos por parte del macho contra los pollos en el hacking, en la zona que debería ser de total seguridad para los pollos ya que es su zona natal. Pero no hay ‘padres’ que les protejan, y eso es causa seguramente de que los pollos van abandonando la zona del hacking para instalarse en diversos lugares, en una especie de dispersión forzada y con un mes de antelación. Por suerte, están bien capacitados para sobrevivir por sus propios medios, excepto los dos catalanes que aún no cazan por si mismos.

Estrategia frente a la pareja territorializada

A partir de la localización del cadáver de Fluvià, el 4 de agosto, se comparte con el equipo del LIFE BONELLI el problema y se valoran varias opciones. Una primera opción era alejar del hacking las plataformas de alimentación de los pollos poco a poco, pero la orografía del terreno lo dificultaba mucho y además, esta estrategia podría arrastrar a la pareja también hacia esa zona. Finalmente se opta por cebar a la pareja en su territorio original con el fin de alejarlos de la zona del hacking por unas horas al día y que relajaran la presión que ejercen sobre los pollos.

La estrategia surtió efecto y se consiguió que la pareja pasara cada vez más horas en su territorio original, permitiendo sobre todo a Figueres y también a Freila hacerse fuertes alrededor de las plataformas, en la parte baja de la zona del hacking, sin frecuentar la parte alta del cantil que dominaba la pareja.

Finalmente, Freila también se dispersa el 5 de septiembre (la más tardía), mientras que Figueres sigue fijado en la zona de liberación hasta mediados de noviembre.

Dos águilas comiendo en el cercado en el suelo y una tercera (la de la izquierda) sobre la plataforma (digiscoping desde el observatorio 2, Tomeu Morro).

France y Finistérre volando sobre los cortados de la zona de liberación (Foto: Xavier Gassó).

Finistérre en sus primeros días de vuelo, acosado por una pareja de cuervos que finalmente desaparecieron de la zona cuando las seis águilas ocuparon el espacio aéreo (Foto: Ugo Mameli).

Dos águilas comiendo a contraluz, una en el suelo a la que se observa un buen buche ya y otra en una de las tres plataformas.

Caso de Faín y Fuenfría

Este año, Faín y Fuenfría han tenido un comportamiento anómalo, sólo antes detectado en 2013 con Dalía: el abandono prematuro del territorio de liberación sin consecuencias, es decir, con adaptación plena del ejemplar a la vida silvestre. No es una capacidad que tengan todas las águilas, pero si algunas (en este caso tres hembras) que se independizan con capacidad de cazar justo al salir de la jaula-hacking. Hay que tener en cuenta que salen de la instalación sabiendo matar y con el instinto desarrollado, además de en una buena forma física, en comparación con el hacking tradicional en el que las aves salen apenas emplumadas y sin haber matado presa viva.

La característica este año es que además ambas han acabado acudiendo al fácil recurso de las colonias de gaviota patiamarilla, que en estas fechas cuentan con pollos nidífugos pero aún no volantones y fáciles de capturar. Aunque aventurarse en vuelo ya es más arriesgado porque los ataques de los adultos son muy feroces, y porque a ellos se suman halcones de Eleonora y cuervos, cernícalos y halcones peregrinos si hay por la zona.

Faín se fue de la zona del hacking el día 20 y ya no regresa nunca más. Va costeando hacia el sur hasta llegar a la isla de Sa Dragonera el día 22 de junio, donde se instala en la colonia de gaviota patiamarilla, que en esas fechas está llena de pollos no volanderos aún, fáciles de capturar para una hembra de águila de Bonelli. El 24 un equipo del COFIB va a buscarla porque las localizaciones GPS indican que apenas se mueve y pensamos que puede estar débil y en problemas. Sin embargo nuestra sorpresa es enorme cuando vemos que alza el vuelo y entre ataques de gaviotas, halcones de Eleonora y cuervos, consigue zafarse y demuestra que está bien. Además, se encuentran muchos restos de gaviotas por la zona donde se había instalado, señal que estaba aprovechando ese recurso. El día 28 de junio volvemos a comprobar su estado y de nuevo vuela bien y la zona sigue llena de pollos de gaviota fáciles de capturar. Por último, el 8 de julio lo vemos de nuevo en la misma zona, en buen estado. De vez en cuando vuela a Mallorca, quedándose a dormir en La Trapa y Cap Fabioler. Hasta que el 5 de agosto, casi un mes después, abandona esta zona y va hacia el norte hasta Formentor, cruza a la península de Alcúdia y el 7 de agosto regresa de nuevo hacia La Trapa-Cap Fabioler. A partir de ahí inicia sus viajes exploratorios y finalmente ya abandona esta área de Sa Dragonera-La Trapa-Cap Fabioler el 25 de agosto para iniciar la dispersión.

 

Movimientos de Faín antes de la dispersión, su salida del hacking muy prematura, para instalarse en Dragonera-La Trapa.

Fuenfría por su lado, llegó a comer en la zona del hacking, una paloma dejada en un canchal a media altura entre el pinar y el mirador de ses Puntes, el día 23 de junio. Antes se la ha acercado comida a una zona del macizo del Teix donde ha estado varios días, pero sin éxito. Parece que el martes 21 de junio si se acercó a 50 m. de las plataformas, pero no hay certeza de que llegara a comer. El 25 se va hacia el norte, costeando, el día 28 llega al islote del Colomer, donde hay una pequeña colonia de gaviota patiamarilla. Allí se alimenta de día, durmiendo de noche en el cantil costero que hay en frente, en la costa mallorquina, si bien algunas noches también las pasa en el islote. La colonia de gaviota patiamarilla de es Colomer no es muy numerosa actualmente, con unas 10 parejas, que pueden producir unos 18-10 pollos. Por lo que el 8 de julio, seguramente ya extinguido el recurso de los pollos no volanderos tras 10 días en el islote, cruza la península de Formentor, seguramente buscando más concentraciones de gaviotas, y enseguida llega al islote de Formentor, donde hay una colonia de unas 90 parejas. Allí se asienta y no se mueve hasta el 5 de agosto (casi un mes). El día que se va, cruza la Serra de Tramuntana hacia el sur y acaba en Dragonera el mismo día que Faín ha subido al Formentor. 

Movimientos de Fuenfría antes de la dispersión. Se va del hacking vía Sóller y se instala en la península de Formentor, primero en el islote del Colomer y después en el de Formentor.

 


Fase III. Dispersión juvenil

El patrón de dispersión también ha sido variado, distinguiéndose cuatro pautas:

  • Faín y Fuenfría: se dispersaron desde zonas de dependencia que no eran el hacking (colonias de gaviota en islotes). Se distingue el inicio de la dispersión porque abandonan la Serra de Tramuntana y se desplazan a zonas típicas de dispersión juvenil.
  • France y Finistérre: Se dispersaron más de un mes antes de lo habitual y casi sin hacer viajes exploratorios, con destino a típicas zonas de dispersión juvenil. France se instaló en una nueva zona de dispersión no usada antes por otras Bonellis, donde murió electrocutado en agosto, mientras que Finistérre se instaló de inicio en la zona la Marina de Llucmajor muy usado por las rapaces juveniles, pero posteriormente se desplazó a un lugar nuevo no usado antes por las águilas juveniles, donde también murió electrocutado el 5 de octubre.
  • Fresnedilla y Freila: Son las que han hecho el proceso del hacking lo más ortodoxo posible dentro de las irregularidades sufridas en la Fase de dependencia del nido. Inician la dispersión en fechas normales y tras haber hecho viajes exploratorios. Fresnedilla no ha seleccionado una zona en concreto, sino que se mueve por toda la isla, mientras que Freila se ha concentrado en la zona noreste.
  • Figueres: No lleva emisor GPS, sino solamente uno de radio terrestre. Curiosamente en octubre seguía fijado la zona de liberación. Finalmente, el 19 de noviembre se le detecta en una típica zona de dispersión juvenil, y había estado ausente del hacking hasta 7 días, por lo que dejamos de aportarle comida. El 16 de diciembre se le detecta de nuevo la zona de dispersión. La sorpresa fue encontrarlo muerto por inanición el 30 de diciembre en un jardín de una casa del centro del pueblo de Esporles. Seguramente su lesión en la pata le dificultó la adaptación a pesar de los aportes de presas durante 5 meses.

 

 

Share

Publicación final

publicacion final life bonelli ico

Layman's Report. Descargalo en tu idioma

Layman's Report

Folleto del proyecto

folleto informativo bonelli

Seguimiento de ejemplares liberados

 Seguimiento de ejemplares liberados

Photo News