Inicio
  • Slider1
  • Slider2
  • Slider3
  • Slider4
  • Slider5

lifebonelli newsletter esp

lifebonelli biblioteca esp

Al águila de Bonelli 'Sielva', asentada en Navarra, se le ha cambiado el emisor GPS

"Sielva" y "Arrangoiti" son dos águilas de Bonelli liberadas en Lumbier en 2015 y 2016 respectivamen...

LIFE Bonelli en el congreso de ornitología de las regiones de habla catalana

Con 170 inscritos y un lleno total se ha celebrado el primer congreso de ornitología de las regiones de habla catalana...

Compartiendo novedades del águila de Bonelli con los amigos del Museo de Historia Natural de Baleares

La recientemente inaugurada Sección de Ornitología del Museo Balear de Historia Natural, con sede en Sóller (Mallorca), ...

La Comisión Europea celebra los resultados del LIFE Bonelli

La Comisión Europea ha confirmado, una vez analizado el informe final de LIFE Bonelli, que este proyecto ha alcanzado y,...

GREFA  y Comunidad de Madrid

Equipo de Trabajo: Ernesto Álvarez,  Juan José Iglesias, Manuel Galán, Sergio de la Fuente, Miguel Marco, Sebastián Gómez, Sofía Muñoz, Tino Elvira, Jorge Rodríguez, Borja Mateo y Rita Inacio.


LIFE Bonelli. Informe anual sobre el reforzamiento en la Comunidad de Madrid. 2017

1. Introducción

Durante la primavera verano de 2017 se liberaron 10 águilas de Bonelli en la sierra oeste madrileña.  Por primera vez en la península y tras valorar el buen resultado obtenido en la isla de Mallorca se ha optado por el método de liberación mediante Jaula-Hacking. Este método está conformado por  un hacking  o nido cerrado donde se introducirán las águilas cuando aún no vuelan, terminaran su desarrollo y al abrir la puerta pasarán a la jaula propiamente dicha donde no estarán al menos un  mes y donde desarrollaran las técnicas de vuelos para manejarse con garantías en la naturaleza.

Por primer año en lo que se lleva de proyecto los 10 ejemplares superaron el periodo de dependencia y no hubo pérdidas ligadas a casos de depredación.

 

 

Ilustración 1. Primera liberación 2017 junto a los AAFF de la Comunidad de Madrid y al equipo de gobierno de Santa María de la Alameda.

2. Área de estudio.

En el estudio realizado para la selección de los lugares de liberación se trabajó en dos ZEPAS principalmente:

Ilustración 2. Puntos de Liberación seleccionados en una primera aproximación.

  • Sierras del SurOeste (ZEC Cuencas de los ríos Alberche y Cofio ,1): Se trata de un área con avistamientos regulares de individuos adultos e inmaduros. La competencia con otras grandes águilas es alta, sin embargo, esta sierra se encuentra ubicada próxima a áreas de dispersión juvenil de importancia nacional y de tránsito entre las dos mesetas castellanas.
  • SurEste (ZEPA Cortados y cantiles de los ríos Manzanares y Jarama,  2): Se trata del área con mayor número de avistamientos de individuos divagantes, muy probablemente como consecuencia de la alta disponibilidad de recursos tróficos.

Finalmente, se eligió la primera avalada por el resultado del estudio de selección.
El área donde se realizó la liberación se encuentra englobada en la ZEPA 0056 “Encinares de los ríos Alberche y Cofio” y actualmente derogado  ZEC “Cuencas de los ríos Alberche y Cofio” (ES3110007). Según su propio formulario para la red Natura 2000: “Este Espacio Protegido constituye un área clave para la conservación de diversas especies de aves singulares incluidas en el anexo I de la Directiva "Aves", tales como el águila imperial ibérica, águila real, halcón peregrino, buitre negro y cigüeña negra”

Ilustración 3. Foto dela ZEPA 0056.


3. Procedencia de los ejemplares.

En total se han liberado 10 ejemplares en la Sierra Oeste madrileña durante 2017. Cuatro de estos fueron criados en cautividad, cinco traslocados de nidos silvestres, y uno rescatado tras una severa infección de trichomonas.

reforzamiento aguila bonelli madrid 2018

Ilustración 4. Cuatro de los pollos antes de ser liberados.

 

4. Metodología de la liberación.

Antes de ser liberadas todas las águilas pasaron un riguroso control veterinario y  fueron equipadas con transmisores GPS. La edad mínima de marcaje de las jóvenes águilas es de 45 días aproximadamente, por debajo de esta edad aumenta el riesgo de sufrir accidentes. Normalmente, todas las águilas se marcan cuando rondan los 50 días y vuelan aproximadamente a los 60. Dada esta limitación, la liberación de Madrid se produjo en varios episodios, concretamente en cinco.  Se intentó liberar juntos a los ejemplares de edades parecidas, pero en algunos casos el hecho de tener problemas severos sanitarios varió las fechas de liberación.

Ilustración 5. Revisión veterinaria de una de las jóvenes águilas.

Ilustración 6. Tres de los ejemplares en la plataforma nido antes de salir a la jaula.

Ilustración 7. Cuatro de los ejemplares en la jaula antes de ser liberados.

Las 10 águilas fueron equipadas con emisor GPS, todos ellos de la marca E-obs que proporcionan excelentes resultados.

 

Nombre

Tipo de Emisor

Id

ALAMEDA

E-obs Solar 48g GPS-GSM

4372

ALCAUDETE

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

4994

ALDÁYAR

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

5023

AZUL

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

5021

COLOMERA

E-obs Solar 48g GPS-GSM

4371

MACHOTA

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

4996

NOALEJO

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

4995

ORTEGICAR

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

5748

TOUVENT

E-obs Solar 48g GPS-GSM

4374

VEGA

E-obs Solar 48g GPS-GSM-GPRS

5671

 

Ilustración 8. “Ortegicar” antes de ser introducida en la Plataforma de Liberación.

En el caso de los 10 pollos, se realizó liberación  por “Jaula- Hacking”. Esto consiste en que a las jóvenes águilas se las deposita en un lugar creado para tal efecto que tiene una puerta que en un inicio permanecerá cerrada para evitar accidentes y después será abierta para que las águilas puedan entrar y salir a la jaula exterior. En nuestro caso la jaula tiene 9 metros de larga cuatro de ancha y cuatro de alta. El “Hacking” donde se introducen los pollos cuando son pequeños tiene una apertura hacia la jaula y dos puertas para introducir a las aves. La jaula, a su vez,  tiene una puerta de acceso para personas y otra para liberar a las águilas.  En ambos compartimentos hay trampillas de alimentación. Además hay dos cámaras de videovigilancia, dos cámaras de fototrampeo  y una caseta para vigilar a las águilas.

Ilustración 9. Visión frontal de la jaula-hacking.

 

5. Protocolo de alimentación.

La alimentación a las jóvenes águilas se realizaba por la trampilla diseñada a tal efecto y por la noche, antes del amanecer, para minimizar molestias. Durante el periodo de estancia en la plataforma de liberación la comida se aportaba en forma de codorniz eviscerada con plumas. Aproximadamente se aportaba 1,5 por animal, si se observaban restos de alimentos en la plataforma, al día siguiente se reducía el aporte.  En una segunda fase las águilas pasaban a la jaula y allí tenían adecuada otra trampilla para alimentación. Cuando las águilas comenzaban sus vuelos se añadía a la dieta paloma doméstica (libre de enfermedades). Diariamente se renovaba el agua de las bañeras.

Ilustración 10. Joven águila alimentándose en el Hácking cerrado.

Ilustración 11. Joven águila en la jaula alimentándose.

Ilustración 12. Las bañeras son un elemento importante. El agua se renueva diariamente.

 

6. Monitoreo de las águilas.

Las águilas estaban vigiladas en todo momento, para ello se contaba con dos cristales espías donde se observaba el comportamiento de cada águila en el “hacking cerrado” durante 12 horas diarias. Paralelamente, se contaba con dos cámaras de vigilancia una interior y otra exterior. Cuando las águilas se liberaron se vigilaba desde un puesto control a 800 metros. La persona encargada del seguimiento contaba con prismáticos, telescopio, material de radioseguimiento, cámara de fotos y teléfono.    
Además de la ayuda que nos proporcionaban los transmisores con que iban equipados las águilas, contábamos con las imágenes aportadas por dos cámaras con tecnología WIFI las 24 horas del día.

Ilustración 13. Algunas de las águilas antes de ser abierto el hacking cerrado.

Ilustración 14. Algunas de las águilas por la noche

Ilustración 15. Dos de las águilas con la puerta del hacking cerrado abierta, a punto de volar a la jaula exterior.

 

7. Comportamiento y apertura de la jaula-hacking.

Tras pasar un tiempo suficiente para garantizar que las 10 águilas eran capaces de alimentarse en la jaula-hacking, el 10 de Julio, de noche,  se abrió la puerta de la Jaula para que salieran las águilas al exterior.  En las primeras horas salieron todas las águilas. Hasta la fecha se han quedado todas por la zona y entran regularmente a las cebas aportadas.

Ilustración 16. Tres de las águilas observan el portón abierto

Ilustración 17. Una de las águilas posada en el portón de apertura.

Ilustración 18. "Alcaudete" en una roca.

Ilustración 19. Una de las águilas comiendo en una roca.

 

8. Valoración y aspectos más relevantes.

Los  principales resultados tras el cambio de método de liberación son que por primera vez en lo que va de proyecto han sobrevivido las 10 águilas todo el periodo de liberación.  Paralelamente, las interacciones con el entorno local en este nuevo punto de suelta han sido muy positivas.

1. Presencia de depredadores terrestres.

Tras problemas pasados con depredadores terrestres se cambió el método de liberación a uno donde las águilas iban a estar seguras hasta que estuvieran perfectamente desarrolladas.  También se han usado dos pastores eléctricos en el entorno de la “Jaula-Hacking”, uno rodeando las plataformas de alimentación más utilizadas y otro en la jaula de aclimatación. Afortunadamente no hemos tenido ningún problema con depredadores terrestres.

Ilustración 20. Águila de Bonelli alimentándose con seguridad en una plataforma artificial elevada.

 

2. Presencia de juveniles  de águila imperial y otras especies.

En la nueva zona de liberación no ha habido ningún problema con interacción con otras especies, parece que la distancia a los territorios más cercanos de águila imperial ha sido suficiente ya que en todo el periodo no se han observado en la zona.


3. Días sin comer.

Otras temporadas cuantificábamos el tiempo que tardaban en entrar a comer a la alimentación suplementaria, este año las águila podían ser independientes desde el primer momento. Aun así, todas entraron a las cebas a los pocos días de ser liberadas.


4. Periodo de dependencia.

El periodo de dependencia durante este último año de life Bonelli no se ha cuantificado debido a que la fecha de entrega de este informe es anterior a que se haya producido la dispersión de ninguna de las águilas.

Ilustración 21. Jóvenes águilas perfeccionando sus vuelos durante el periodo de dependencia. 

5. Presencia de águilas liberadas en años anteriores.

En el anterior lugar de liberación teníamos el inconveniente o ventaja, según los años, de que volvían ejemplares liberados anteriormente.  Al ser el primer año que se realiza en el punto de liberación nuevo, no nos hemos encontrado con este hecho.

 

 

Share

Publicación final

publicacion final life bonelli ico

Layman's Report. Descargalo en tu idioma

Layman's Report

Folleto del proyecto

folleto informativo bonelli

Seguimiento de ejemplares liberados

 Seguimiento de ejemplares liberados

Photo News