Noticias

Cuánto disfrutamos de las buenas sensaciones que nos dejan algunas águilas de Bonelli o perdicera que son seguidas desde el proyecto LIFE Bonelli. Es el caso de “Júpiter”, procedente de la provincia de Málaga y liberado por el método “hacking” en Navarra en 2016, y de “Dueña”, nacida y marcada en la provincia de Toledo el año anterior, quienes se han encontrado en la zona de las lagunas manchegas, bien conocida por los aficionados a la observación de aves.

 

El águila de Bonelli "Dueña", durante sus primeros vuelos en 2015. Foto: Juan Jaramillo

Este extenso territorio a caballo entre las provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca no deja de ser una muy buena área de dispersión para el águila de Bonelli, donde numerosos ejemplares jóvenes llegan, están un tiempo y después se marchan. Pero es un hecho cierto que "Júpiter" y "Dueña" han llegado a dormir en los mismos árboles, por lo que por lo menos parece que se han caído bien. Tengamos en cuenta que esos primeros contactos en la mayoría de las ocasiones suelen ser hostiles por parte de alguno de los individuos.

Como es obvio, no podemos decir que se haya formado una pareja, es muy pronto para ello y el territorio a pesar de tener muchísimo alimento no es el mejor para comenzar a reproducirse cuando les llegue la madurez. En cualquier caso, esperamos que le vaya muy bien a esas dos águilas de Bonelli. Sabemos de buena tinta que al equipo de especialistas de Navarra que marcó y liberó a “Júpiter” y al equipo de GREFA que marcó a “Dueña” en su nido toledano les ha hecho mucha ilusión conocer este pequeño “affaire”.

Mapa con los movimientos de "Júpiter" (en verde), y de "Dueña" (en rojo) en la zona de las lagunas manchegas.

Folleto del proyecto

folleto informativo bonelli

Seguimiento de ejemplares liberados

 Seguimiento de ejemplares liberados

Photo News

lifebonelli newsletter esp