Noticias

El balance del año 2016 en Mallorca por parte de LIFE Bonelli es muy satisfactorio y tanto la población como el número de territorios siguen aumentando año a año gracias a este proyecto apoyado por la Unión Europea y destinado a la recuperación de las poblaciones de águila de Bonelli en España. Si en 2015 Mallorca contaba con 19 ejemplares de la especie y 3 territorios, 2016 ha concluido con 24 ejemplares y 5 parejas asentadas en sus respectivos territorios. Estos datos permiten al COFIB y la Fundació Natura Parc, socios del LIFE Bonelli en Mallorca, afrontar con mucha ilusión el año 2017, el último del proyecto.

 

Dos de las águilas de Bonelli mallorquinas: “Fartàritx” (a la que se le aprecia el emisor en la espalda) y “Formentor”, volando en el territorio antes de su dispersión. Ambos son hijos de “Bell” y “Vent”, la pareja más veterana del LIFE Bonelli en Mallorca. Foto: Maties Rebassa.

En 2016 LIFE Bonelli ha liberado en Mallorca 9 águilas de Bonelli (8 de ellas pollos del año) mediante hacking: dos habían sido traslocados de nidos andaluces, dos fueron criados en las instalaciones de GREFA en Majadahonda (Madrid), dos venían del centro de cría de Christian Pacteau en Vendée (Francia) y los dos restantes eran pollos catalanes recuperados en el centro de recuperación de fauna de Torreferrussa (Barcelona). El noveno es un ejemplar de rehabilitación de dos años, cedido por la Junta de Andalucía y que se ha adaptado muy bien a la vida en libertad.

Además, se ha creado un buen grupo de voluntarios de LIFE Bonelli en la isla balear, incluyendo un italiano y un inglés, que aparte de echar una mano durante la fase de liberación de los pollos sigue en contacto con el proyecto y ayuda en otras tareas, como seguimiento de la cría y análisis de los datos.

El macho “Deià”, la primera águila de Bonelli que nació en Mallorca en libertad, y la hembra “Enix”, que actualmente forman pareja. Foto: COFIB.

Buena productividad en 2016

Las dos parejas reproductoras de águila de Bonelli ya existentes en Mallorca, formadas por aves liberadas previamente por el proyecto LIFE Bonelli, han sacado dos pollos cada una. Uno de ellos, “Fartàritx”, murió por motivos no aclarados durante la dispersión (quizás tras colisionar contra un gran arbusto en un mal lance de caza). Los otros tres están en buenas áreas de dispersión juvenil.

Es la primera vez que se producen polladas dobles en Mallorca, ya que en 2014 y 2015 la única pareja reproductora sacó únicamente un pollo: “Deià” (macho) en 2014 y “Escorca” (hembra) en 2015. Ambos están emparejados en la actualidad. “Deià” está con “Enix” (una hembra andaluza liberada en 2015), quienes están en estos momentos construyendo nido. “Escorca” se ha emparejado con el joven “Elmo” (criado en GREFA). Son seguramente aún jóvenes para criar con éxito en 2017 (la madurez sexual se alcanza entre los 2 y los 3 años), aunque “Deià” y “Enix” sí pueden tener alguna posibilidad más ya que el primero tiene ya 3 años.

“Fartàritx” y “Formentor”, cuando eran pollos, fotografiados en 2016 en su propio nido, en una roca. Foto: Rubén Casas.

Bajas: la parte triste

En 2016 se ha producido en Mallorca un número de muertes de águilas de Bonelli más elevado que otros años, ocho en total, aunque también es cierto que en esta isla hay más ejemplares de la especie que nunca. Las causas fueron electrocución (5 bajas), inanición (1), desconocidas pero naturales (2) y ahogado en un estanque de riego (1). Estas bajas corresponden a cinco ejemplares de primer año, tres de segundo año y un adulto.

El ejemplar adulto (el primero que muere en la isla) fue encontrado por un Agente de Medio Ambiente que revisaba tendidos eléctricos peligrosos y se trata de un ave liberada en 2012 (la hembra “Blaia”, criada en GREFA) que hacía dos años que había perdido el emisor. Calculamos que se debió electrocutar en el segundo semestre de 2015. No teníamos constancia de si estaba o no emparejada, aunque es probable que sí lo estuviera. Un caso parecido es el de “Dana”, hembra de segundo año, que murió electrocutada con una rama en las garras, indicio de que podría estar construyendo un nido.

A pesar de estas bajas, las tasas de supervivencia en Mallorca están entre las mejores de su entorno geográfico, sobre todo la supervivencia juvenil, que ronda el 64%, cuando en la Península Ibérica es del 50% aproximadamente.

La hembra “Fartàritx” en el lugar donde fue encontrada muerta: la necropsia no pudo concretar la causa de la muerte. Foto: COFIB.

 

¿Quieres más información?

Informe anual sobre la reintroducción en Mallorca en 2016

Monitorización en 2016 de águilas de Bonelli liberadas en Mallorca

Seminario final Life Bonelli, ¡No te lo pierdas!

seminario final Life Bonelli

Folleto del proyecto

folleto informativo bonelli

Seguimiento de ejemplares liberados

 Seguimiento de ejemplares liberados

Photo News

lifebonelli newsletter esp